Recientemente hemos subido en la sección "documentos públicos" el resumen de los comentarios al capítulo 9 del Taoteking, así como el glosario de los principales términos que aparecen en la obra del padre Peter Yang "Chikung Cristiano". Esperamos que ambas publicaciones os gusten y sean de utilidad.

En la sección de documentos públicos puede leerse el resumen de los comentarios al capítulo cuatro del Taoteking (Daodejing). Esperamos que sea provechoso.

En la sección documentos públicos podéis leer el último comentario elaborado por los amigos de Flor de Melocotón al Libro del Tao. 

alt

Ya llevamos más de dos años poniendo en común y realizando comentarios mancomunados de los capítulos del Tao. Cada dos meses estudiamos un capítulo y libremente se envía los comentarios personales de cada uno, que después Carmina reúne e integra en un pequeño dossier que puede consultarse en la sección de "documentos públicos". Acabamos de subir el del capítulo 14. Durante los meses de marzo y abril estudiamos el cap. 22 que nos servirá de inspiración para el tema de "Tao y Bienaventuranzas".

foto peter yang

 

 

"Cada día noto la energía, más seguridad. Pensar me va mal. Sólo una visión realista y optimista me va bien. Todo lo demás, nada. Quiero añadir algo a lo de optimista: hay que tener optimismo por la "cruz" que le toca a cada uno. La cruz es un medio: cuanto más cruz, más cerca..." (Chikung Cristiano, pag. 61)

 

 

Padre Peter Yang (Yang Bode)

(Shandong, China 1921- Barcelona, España 2014)

 

   La misión cumplida del padre Peter Yang ha sido realizar y encarnar paso a paso, sin perfección precipitada y durante toda su vida la unión del Cristianismo y el Taoísmo. PPeter yang a barcelona any 2006artiendo de una exigente y entregada fidelidad a la letra y al espíritu del Evangelio, hemos sido testigos de cómo la ancestral sabiduría china de lo natural se ha integrado y redondeado con la universal donación amorosa de Cristo. Y la aportación más original del ejemplo de Peter es que esta unión no se ha basado en discursos filosóficos o en profundas concepciones metafísicas (la sensibilidad taoísta nos ayuda a ver que en muchas ocasiones idolatramos palabras, discursos o ideologías alejándonos de los esencial) sino, ante todo, en un arte cotidiano de “vivir y caminar de verdad”, concretado en unas convivencias llenas de espontaneidad, gracia y gusto humano donde personas de muy diferente condición hemos convivido, practicado taichí, cultivado la respiración, orado y celebrado la Eucaristía juntas.  Este espíritu convivencial, acogedor y respetuoso con cada persona, se ha ido formando y puliendo durante más de treinta años siguiendo las máximas de “cada vez mejor” y “bien más bien requetebién”. El hecho de que, tras el fallecimiento de Peter, este espíritu siga con toda espontaneidad dando abundantes frutos en muchos grupitos de España, varios países europeos y México dice mucho a favor de la calidad de la siembra del padre Yang.


Peter Yang   Otro gran legado de su vida es Flor de Melocotón, un proyecto que empezó a promover ya desde sus primeras convivencias aunque, debido a su gran alcance, ha precisado de muchos años de maduración para comenzar a tomar forma concreta. La esencia de este proyecto es dar respuesta a las necesidades fundamentales de la persona, unas necesidades que, en muchas ocasiones, la sociedad de consumo, a pesar de su opulencia -o precisamente debido a su opulencia-, descuida o aparca: la necesidad de valorar y preservar el vínculo madre-hijo como mejor manera de cimentar bien una nueva vida, la necesidad del respeto a los mayores: respeto a su integridad, su dignidad y a su soberanía como personas libres, la necesidad de retornar a la sencillez y a la simplicidad de la vida armoniosamente integrada en la naturaleza, la necesidad de contar con espacios para la convivencia distendida, la charla sincera, sin prejuicios, la apertura del corazón, la calma y el sosiego…toda estas cosas y muchas más se engloban en el proyecto Flor de Melocotón.

 

"El que cree que las circunstancias nos determinan es materialista; el que cree que el destino nos determina es pesimista; el que cree que la disposición divina nos determina es optimista." (Chikung Cristiano, pags. 183 y 184)

 

Primera parte de la tabla de taichi